EnLaPolitika.com
blog comments powered by Disqus
Una sentencia sin juicio, pero con castigo
Por: Primo Alanis de la Garza
@primodeverdad
 
Pero el fuero de la prensa está ahí para emitir su veredicto e imponer un castigo con una justicia que jamás ha sido sancionada por un poder legislativo

Al parecer tenemos una justicia ciega, inepta e irresponsable. Una justicia que termina por castigar con tanta saña y tanto odio, que pareciera la peor de las inquisiciones españolas. Torquemada no se le asemeja en nada, Hitler castigando a los judíos sin darles derecho a defenderse es quizás lo más cercano a esta justicia impartida hace unos días. Así fue aquella supuesta justicia que no daba derecho a defenderse ante las acusaciones.  Pero no, señores, no es la justicia de los tribunales, no es la justicia de los jueces penales: es la injusticia que como tal dicta su más cruel y sanguinario veredicto y se impone con la fuerza de la palabra para que el director de un hospital, pierda su trabajo y lo lleven al peor de los desprestigios.

Tenemos ante ustedes a los Jueces de la tremenda corte: los supremos periodistas de nuestros medios informativos, como se dijera en “El caballero y la muerte”.

(Valga la parodia de sentencia) El acto performativo de la resolución fue: “Por lo antes expuesto y fundado se resuelve: PRIMERO. El director del hospital metropolitano es responsable del robo de un menor, y por lo tanto mandamos que sea destituido de su cargo”, La sentencia fue cumplida con la renuncia del citado director.

Los considerandos que contiene la motivación y fundamentación de la misma fueron: “Considerando que en la encuesta elaborada por el suscrito juzgador dentro del expediente relativo a la acusación que nadie hizo, y que fue aplicada en los medios informativos, se estima que las opiniones del pueblo consiste en que, el director del hospital, debe ser destituido de su cargo. Lo anterior sin que deban de tenerse en cuenta las opiniones dadas por quienes consideraron que debe seguir en el cargo. Esto con fundamento además en la carga emocional despertada por el robo del menor en la sociedad y por los antecedentes del robo de otro menor hace cuatro años. Este tribunal es competente por encima de los tribunales de justicia que establece la república.”

Si así fuera la justicia, entonces Margarita sería responsable de todos los accidentes de tránsito, porque sus agentes no impiden que se generen. Hugo sería responsable de que lo engañaran en el precio de las cámaras y por los accidentes en San Pedro. Desde luego que esto suena absurdo, pero ¿Acaso no existe la misma simetría? ¿Acaso no es lo mismo estar imposibilitado para impedir los accidentes de tránsito porque los generan los conductores; que si se está imposibilitado para impedir el robo del menor porque lo hace una persona desconocida? ¿Acaso pueden estar los los agentes de tránsito con absoluta atención a la circulación de los vehículos y pueden saber la capacidad de los  conductor para manejar un vehículo? ¡Por favor seamos sensatos!. Tanto es imposible para el director de hospital evitar el robo del menor como para Margarita o Hugo el impedir los accidentes o el engaño. Al igual es imposible para los vigilantes saber las intenciones delictivas de quien sustrajo al menor, como lo es para los agentes de tránsito saber quién puede conducir bien y así evitar los accidentes.

Dirán ustedes como yo lo afirmo que no existió ningún juicio, y que los periodistas no son autoridades competentes para juzgar, porque no forman parte del tribunal superior de justicia. Tienen toda la razón. Pero el fuero de la prensa está ahí para emitir su veredicto e imponer un castigo con una justicia que jamás ha sido sancionada por un poder legislativo. Si señores, un médico que está imposibilitado para evitar un delito y es castigado sin derecho a defenderse. Un abogado se equivoca y es llevado a los tribunales. Los delincuentes tienen más derechos a ser defendido que quienes desempeñan honestamente su trabajo.

Nos estamos aproximando a una gran desgracia si dejamos que los periodistas y no los tribunales sean quienes imparten la justicia sin derecho a réplica y sin defensa alguna.

Pareciera que esto genera la oportunidad de saber si con la Ley de Amparo  protege los derechos humanos y si los gobernantes cumplen con la obligación de promover, respetar y hacer respetar esos derechos. Pues  ¿Acaso los señores de la prensa no violan los derechos humanos cuando así  proceden?  Yo así lo creo ¡Qué desgracia! ¿Acaso no sería una desgracia si todos fuéramos juzgados de esa manera? Si esto se hiciera siempre y para siempre ¿Nos convendría? “’Ta Cañón”, Yo creo que ni a los mismos periodistas les conviene, esperemos que entiendan que cometieron un error, un error que deben evitar en el futuro



El portal EnLaPolitika.com no recibe dinero público de ningún gobierno, tu donación nos ayuda a mantenernos independientes. Gracias